Para vender más rápido te aconsejamos ofrecer un buen descuento. Ten en cuenta el estado de la prenda y los desperfectos que tiene. Fíjate en estos tips. Te recomendamos aplicar el siguiente criterio:

Prendas nuevas con etiqueta: Mínimo 40% de descuento.
Prendas nuevas sin etiqueta: Mínimo 50% de descuento.
Prendas puestas una vez: Mínimo 60% de descuento.
Prendas en perfecto estado: Mínimo 70% de descuento.
Prendas usadas: Mínimo 80% de descuento.

Recuerda que siempre podrás bajar el precio, entrando a editar el producto.
¿Este artículo te resultó útil?
Cancelar
¡Gracias!